Aqualix

El Aqualix o intralipoterapia consiste en la inyección de una sustancia en depósitos localizados de grasa para “disolverlos”.
Contiene una sustancia denominada ácido desoxicólico que es un conocido “detergente” que tiene la capacidad de “disolver” la grasa de forma rápida y segura. No es un tratamiento adecuado en casos de obesidad y evidentemente no consigue los mismos resultados que la liposucción quirúrgica, pero obtiene resultados muy interesantes en casos de depósitos de grasa localizados. En ocasiones lo asociamos a CoolSculpting. 

El tratamiento consiste en la infiltración del fármaco en la zona a tratar. Se recomienda masajear la zona posteriormente para optimizar los resultados.
Al acabar el tratamiento el paciente no presenta ninguna molestia aunque en ocasiones aparece pequeño enrojecimiento en la zona, algo de escozor y en algunos casos hematomas (de corta duración).
La cantidad de sesiones es variable dependiendo de la respuesta de cada paciente pero aun así los tratamientos largos no superan las 4 sesiones con un intervalo de unas 3 semanas entre cada sesión. No es necesaria anestesia local ya que el tratamiento es muy tolerable.

Recomendaciones después del tratamiento de Aqualix

  • Al acabar el tratamiento el paciente no presenta ninguna molestia aunque en ocasiones puede presentarse un pequeño enrojecimiento en la zona y en algunos casos hematomas (de corta duración) e incluso de necrosis cutánea. ­
  • Después de la sesión se puede tener una ligera molestia en la zona, como picor u hormigueo, que puede durar unos días.
  • Se puede continuar con las actividades cotidianas sin necesidad de interrumpirlas. ­
    Se recomienda masajear la zona posteriormente para optimizar los resultados. Incluso sería conveniente realizarse 2 drenajes linfáticos; 1 transcurridas 48 horas y un segundo a la semana. ­
  • No aumentar de peso durante todo el tratamiento. ­
  • Si el paciente desea realizarse algún otro tratamiento complementario, como la radiofrecuencia deberá esperar hasta 3 meses y en el caso de CoolSculpting 2 meses.

La eliminación no quirúrgica de la grasa localizada es una de las demandas más solicitadas entre hombres y mujeres.

La adiposidad resistente a dieta y ejercicio físico se debe en gran parte a un compromiso hormonal, no solo estrogenito en el caso de la mujer, sino también por resistencia a la insulina, como es el caso de los síndromes metabólicos.

El abdomen, las caderas, la espalda y la cara interna del muslo o rodillas son las áreas corporales que más acusan este anestésico problema.

¿En qué consiste el método de lisis adipocitaria con AQUALIX®, también conocido por intralipoterápia?

Consiste en infiltrar en la zona a tratar el fármaco, para reducir acúmulos de grasa localizados en abdomen, caderas, espalda, rodilla y cara interna del muslo. Este compuesto es capaz de deshacer la membrana de la célula grasa, siguiendo unas pautas concretas en función del área corporal que se trate. La grasa liberada será eliminada por el propio organismo, aunque conviene apoyar al mismo con técnicas de drenaje linfático que faciliten el proceso, así como tratamientos de ultrasonidos para optimizar el resultado.

El proceso de lisis adipocitaria conlleva un estado inflamatorio durante varios días que desaparece espontáneamente, también puede presentar un enrojecimiento en la zona y en algunos casos hematomas de corta duración.

Las sesiones recomendadas son de 1 a 10 en intervalos de 3-4 semanas previa prescripción y seguimiento del médico.

Recommended Posts