Botox, un tratamiento eficaz contra las arrugas

Botox. ¿Quién no ha oído hablar de este tratamiento? Pero, ¿sabemos realmente en qué consiste, para quién está indicado o cómo actúa? Vayamos por partes. En realidad Botox es una marca registrada y que actualmente comercializan varios laboratorios. Es como llamar a los yogures Danone o al pan de molde Pan Bimbo. Su verdadero nombre es toxina botulínica Tipo A y consiste en el tratamiento médico estético por excelencia para combatir las líneas de envejecimiento provocadas por los movimientos que realizamos en nuestros músculos faciales.

La toxina botulínica es una proteína natural purificada que, inyectada en pequeñas dosis, relaja los músculos faciales donde existen arrugas de expresión. Nos referimos al entrecejo, las líneas alrededor de los ojos, la frente principalmente.

En ocasiones se ha relacionado este tratamiento con el relleno de esos surcos que tenemos en nuestra expresión. No es así, la toxina botulínica no aporta volumen a nuestra expresión, lo que hace es relajar los músculos y disminuir el impacto de las contracciones del músculo.

En Baleares, y más concretamente en Mallorca, existen centros de botox que realizan este tratamiento como nuestra clínica. De hecho, la aplicación de la toxina botulínica ha cogido tanta fuerza que hoy en día se ha convertido en un imprescindible en cuanto a tratamientos faciales. En 3Medic, nuestro director médico, Evelio Pedroso, destaca esta toxina para otros problemas como la hiperhidrosis, o suduración excesiva en zonas como las axilas, las palmas de las manos o las plantas de los pies, donde el resultado es altamente gratificante.

clinica-estetica-mallorca

La infiltración de la toxina botulínica se realiza con una aguja muy fina y, en una única sesión. A los diez días visitamos nuevamente al paciente, porque es cuando ya se aprecia el efecto total de la infiltración. Es en ese momento donde podemos comprobar si es necesario retocar alguna zona tratada. En esta segunda visita la piel ya presenta claros síntomas de luminosidad y elasticidad. Es un tratamiento indoloro que permite volver a la actividad rutinaria del paciente de manera inmediata aunque desaconsejamos hacer ejercicio o acostarse durante las siguientes cuatro horas.

Es recomendable repetir el tratamiento al menos dos veces al año porque sus efectos no son definitivos. De esta manera conseguiremos tener las arrugas difuminadas y prevenimos la aparición de nuevas ya que el músculo pierde la fuerza que le hace gesticular.

Recent Posts