¿QUIERES SABER UN POCO MÁS?

Si tienes dudas sobre algún tratamiento en específico o cualquier otra cosa, ponte en contacto con nosotros. Déjanos tus datos y te llamaremos.

TOXINA BOTULÍNICA

Indicaciones
Tratamiento de las arrugas de expresión, así denominadas por su relación directa con la mímica facial; fundamentalmente de las arrugas de la frente, el entrecejo, las perioculares (patas de gallo), etc.

Ven a visitarnos en nuestra clínica de Palma de Mallorca y te asesoraremos sobre el tratamiento de botox y cuál es su objetivo.

Consiste en la paralización selectiva de los pequeños músculos responsables de ciertos gestos faciales innecesarios, cuya repetitividad determina la aparición de surcos y arrugas estables y profundas. Es asimismo un tratamiento de elección de la hiperhidrosis (sudoración excesiva), a nivel de las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies; por denervación química de los receptores en las glándulas sudoríparas.

 

Método
Consiste en la infiltración de pequeñas cantidades de toxina botulínica (obtenida de Clostridium Botulinum) muy diluida, en los propios músculos y regiones citadas.

La infiltración se realiza con una jeringa y una aguja muy fina, que la hace prácticamente indolora. Aun así, para el tratamiento de las arrugas faciales se suele utilizar analgesia “a frigore” (cubitos de hielo o bolsas) o anestesia tópica.

 

Tratamiento
El tratamiento se realiza en una única sesión.
El paciente se reincorpora inmediatamente a sus actividades habituales.
El efecto aparece alrededor del 3º-6º día, y es completo a los 10-15 días.

 

Inconvenientes
Las microinyecciones pueden resultar, como mucho, desagradables. Puede aparecer algún pequeño hematoma, que desaparece espontáneamente en algunos días; en cualquier caso, puede ocultarse inmediatamente con maquillaje cromático.

En algunos casos, se produce una insuficiencia de resultados o una discreta asimetría en la expresión facial, que se aprecian ya en la primera semana. En ambos casos, se realiza un pequeño repaso, con algunas microinyecciones, que resuelve la situación.

En algunas personas (5% de los pacientes tratados) existe una refractariedad, de origen inmunológico, a la toxina botulínica, que determina escaso o nulo resultado.

No se observan efectos sistémicos (generales).

Lamentablemente, la denervación selectiva y sus efectos no son definitivos, y tienden a reducirse a partir de los 3-4 meses y desaparecer en 5-6 meses; pudiendo entonces repetirse el tratamiento.

Como hemos dicho, no se trata de un tratamiento definitivo, y habitualmente las infiltraciones deben practicarse dos veces al año. Se observa, sin embargo, que con las sucesivas infiltraciones el periodo efectivo es mayor.

INFILTRACIONES (IMPLANTES DE RELLENO)

Indicaciones
Todo tipo de depresiones cutáneas, fundamentalmente arrugas, surcos y cicatrices.

También permiten el aumento o la remodelación de ciertas zonas faciales (pómulos, mentón, labios, nariz, etc.

 

Método
Pueden utilizarse diferentes sustancias para el relleno cutáneo. Se las puede clasificar atendiendo a diferentes aspectos:

Fluidas: grasa propia, colágeno, ácido hialurónico, ácido poliláctico, metacrilato, polioxietileno, polioxipropileno, poliacrilamida, polialquilimida.

Sólidas: dermis completa, politetrafluoroetileno expandido, silicona.

Naturales: grasa propia, dermis completa, colágeno (autólogo, del propio paciente; heterólogo, de origen bovino), ácido hialurónico.

Sintéticas: metacrilato, politetrafluoroetileno expandido, polioxietileno, polioxipropileno, ácido poliláctico, poliacrilamida, polialquilimida.

Los materiales autólogos los obtiene el facultativo del propio paciente. La dermis completa mediante una pequeña excisión cutánea, realizada en un lugar oculto; resulta ideal una cicatriz por su riqueza celular, y porque, si fuera preciso, puede aprovecharse la ocasión para mejorarla. La grasa y el colágeno mediante una micro-liposucción en cualquier zona corporal; la grasa se debe reimplantar inmediatamente, y el colágeno, que resulta de algunas manipulaciones de aquella, puede mantenerse en el congelador, para varias sesiones de implante.

Evidentemente, los materiales fluidos se implantan mediante inyección, con jeringa y aguja muy fina. Los materiales sólidos se implantan a través de microincisiones ocultas. En ambos casos, y no obligatoriamente, es suficiente algo de anestesia tópica (crema), local o regional.
El material elegido se implanta en el lecho de la arruga, surco o depresión que se desea rellenar; o conformando el diseño previo de la zona que se desea remodelar.
Cada material tiene una técnica específica de utilización, que incluye la manera de ser implantado, la cantidad, la profundidad, la manipulación posterior, etc.
Es habitual la combinación de varios implantes para tratar un único problema; y ello porque ningún implante puede corregir simultáneamente todos los niveles de afectación de los tejidos que conforman una arruga o depresión.

 

Tratamiento
En función del material de relleno elegido y la cantidad implantada, pueden ser necesarias una o varias sesiones, más o menos espaciadas en el tiempo.

Téngase en cuenta que algunos de los materiales son sólo parcialmente integrados en la zona tratada; parte del total implantado resulta degradado en algunos meses (p.e. colágeno, grasa, ácido hialurónico,..). Otros permanecen inalterables durante años (p.e. tetrafluoroetileno expandido, metacrilato,..).

Otra consideración importante es que algunos de estos materiales actúan por simple relleno: ocupan un espacio y basta. Pero la mayoría, además, estimulan alguna respuesta tisular (neoformación de colágeno) o simplemente inducen una reacción de fibrosis a su alrededor; en cualquier caso, una y otra deben ser conocidas y tenidas en cuenta puesto que condicionan el resultado final, que no es probablemente el que pueda apreciarse en los primeros instantes tras el tratamiento.

Una norma básica es que, en todos los casos, la corrección debe obtenerse en el tiempo y no en el espacio; es decir que es mejor corregir paulatinamente que producir una hipercorrección que pudiera no ser bien aceptada por el cliente y, además y según el material implantado, irreversible. Es pues habitual que el resultado final sólo pueda apreciarse transcurridas unas semanas o unos meses.

 

Inconvenientes
Tras la implantación pueden aparecer rojeces e incluso hematomas que desaparecen espontanéamente, y que, en cualquier caso, pueden ocultarse con maquillaje. Existirá una cierta inflamación local durante unos días.

En el caso de los materiales reabsorvibles, un “inconveniente” es la necesidad de repetir periódicamente los implantes, para mantener los resultados conseguidos; sin embargo, estas repeticiones son parte del protocolo terapéutico que el paciente debe conocer y aceptar.
En el caso de los materiales irreabsorvibles, debe considerarse su permanencia en el tiempo; tiempo en el cual los tejidos sufrirán la natural evolución cronológica o la inducida por tratamientos quirúrgicos, fenómenos que pueden “destapar” una excesiva o inadecuada colocación de los mismos.
Finalmente, debe tenerse siempre en cuenta la posibilidad de desplazamiento tisular de algunos materiales implantados (por la cantidad implantada, por su propio peso específico,…) y de reacciones excesivas de fibrosis peri-implante (granulomas); fenómenos que habitualmente no son inmediatos y pueden aparecer meses o años después de la implantación.
Para realizar sucesivos re-implantes y para afrontar el tratamiento de posibles complicaciones, es estrictamente necesario conocer el material y la cantidad implantada, la región anatómica y el nivel de la implantación, la fecha de la implantación, etc.; todo ello debe quedar anotado en una ficha de registro de implantes faciales.

Los implantes para la remodelación facial y/o el tratamiento de las arrugas y otras depresiones cutáneas representan un procedimiento sencillo y adaptable a todas las circunstancias. El exacto conocimiento de los materiales que pueden utilizarse, y un adecuado manejo de los mismos asegura resultados inmediatos y notables.

Es recomendable no tomar aspirina ni derivados de la misma al menos diez días antes.

INFILTRACIÓN VITAMINAS / A.HIALURÓNICO

Consiste en la administración de preparados que contienen diferentes ingredientes activos, desde ácido hialurónico, péptidos biomiméticos, vitaminas, minerales, agentes reductores, aminoácidos, coenzimas ,ácidos nucleicos, que actuando sobre diferentes componentes de la piel, fibroblasto, queratinocito, células mesenquimales,etc o activando funciones de defensa como antiradicales libres o estimulando la formación de colágeno, elastina o ácido hialurónico, permiten una reestructuración de la piel, mejorando su elasticidad, tono y vitalidad, reduciendo los efectos del envejecimiento.

 

Tratamiento
Mediante una aguja fina, se infiltra, de forma prácticamente indolora, en toda el área facial, incluyendo el cuello y el escote, a nivel dérmico, mediante la formación de pequeñas pápulas o directamente mediante punciones trazadoras, del preparado, insistiendo más en aquellas zonas con mayor flacidez o fotoenvejecidas.

Aunque la variabilidad de las sesiones estará en relación a al estado individual de la piel, en general, se realizan de cuatro a seis sesiones separadas por quince días a un mes.

Permite la combinación con otros procederes: radiofrecuencia, implantes de relleno, peeling, etc.

 

Inconvenientes
En las zonas de infiltración puede aparecer eritema (enrojecimiento de la piel), pequeños hematomas que se pueden enmascarar con maquillaje, y cierta sensación de escozor que desaparece en poco tiempo.

Es importante hacer una correcta historia clínica para descartar toda posibilidad de alérgia a algunos de los componentes.

HILOS TENSORES

Los Hilos tensores son una nueva técnica de lifting no quirúrgico que coloca varios hilos en la dermis sirviendo no sólo para mejorar la flacidez desde el interior sino también para estimular la proliferación de colágeno y la elastina en la capa de la dermis.

Esta técnica fue diseñada y realizada por dermatólogos coreanos con el objetivo de tensar y densificar la estructura dérmica de la piel y es muy similar a la técnica de relleno en malla.

Este hilo está hecho de material de polidioxanona (PDO), que es lo suficientemente seguro como para utilizarse en cirugías cardiacas. Los hilos Tensores son multifilamento, lo cual provoca un aumento de la producción de colágeno como respuesta a una reacción tisular. Los hilos Tensores son reabsorbibles por el organismo y pueden aplicarse en diversas zonas.

Se produce un efecto lifting inmediato; la mejoría se observa al mes de la sesión y se consolida a los 3 meses.

Producen un efecto lifting biológico por reacción fibroblástica y autoinducción de hilos de colágeno propios tipo I y tipo III alrededor de los hilos insertados.

Es una técnica sencilla, fácil y económica tanto para el médico como el paciente. Mínimamente invasiva; sin suturas, sin cirugía, sin riesgos para el paciente. Puede retocarse en cualquier momento si el paciente lo requiere. Los hilos Tensores se reabsorben en 6 meses aproximadamente y el resultado tiene una duración de 12 a 18 meses.

Esta técnica la podemos complementar con otras técnicas de revitalización y tensado facial como la colocación conjunta de vitaminas con hialurónico.

Los hilos Tensores son multifilamento y se necesitan de 25 a 42 hilos por paciente, consiguiendo así un fuerte efecto de reestructuración de colágeno.

 

Indicaciones
Están indicados para prevenir y tratar las zonas involutivas de zonas de la cara y cuello y diversas zonas corporales (brazos, zona interna de los muslos, etc.), como consecuencia del envejecimiento, mediante la implantación dérmica.

 

Tratamiento
Son hilos que se implantan en dermis, sin anclajes ni suturas, a través de aguja-guía.

Previa a la implantación y para paliar las escasas molestias que la técnina produce, se puede utilizar pomadas de anestesia tópica.

El número de hilos implantados dependerá de la zona a tratar y del estado involutivo previo que se quiera mejorar.

Los resultados de la implantación se comienzan a apreciar al mes, mejorando hasta los seis meses, periodo donde se produce la reabsorción de los hilos en la dermis y sus efectos duran aproximadamente doce meses.

Existe la posibilidad de reimplantar nuevos hilos durante este periodo de efectividad.

 

Inconvenientes
Inflamación moderada del tejido como consecuencia de la presencia de un cuerpo extraño.

Irritación local transitoria. Derrrame, edema o hinchazón leve que desaparece en el plazo de una semana fácilmente enmascarables con maquillaje.

La infección y alergia es una complicación muy poco frecuente y si se producen requiere tratamiento médico específico.

Se recomienda tras la implantación como tratamiento protector evitar la exposición solar excesiva o el empleo de un protector solar.

No se debe emplear aspirina cinco días previos a la implantación para minimizar la aparición de hematomas.

TERAPIA FACIAL INTRADÉRMICA

Indicaciones
Prevención del envejecimiento cutáneo y de sus manifestaciones más características: arrugas, manchas, flacidez, etc…

Revitalización global del cutis.

Tratamiento de algunas enfermedades cutáneas, como el acné, los papilomas (verrugas) o los xantelasmas (pequeños depósitos de colesterol en la piel de los párpados).

 

Método
Consiste en la introducción de ciertos productos o medicamentos, muy superficialmente por debajo de la piel, en las propias lesiones y/o su periferia, en las que se conocen como líneas de tensión, o simplemente de la forma más dispersa posible por toda la cara y cuello.

Se introducen productos de carácter rehidratante, como el ácido hialurónico; de carácter nutritivo o revitalizante como las vitaminas, minerales, ADN, extractos placentarios o embrionarios, etc.; de carácter estimulante, como el ácido retinoico, ácido glicólico, glutátion, etc.; de carácter reestructurante, como los aminoácidos, etc.; o simplemente ciertos fármacos específicos para el proceso que se trate: antibióticos, antivíricos o lipolíticos. Solos o en combinaciones de reconocida eficacia.

La introducción se realiza mediante diferentes procedimientos de vehiculización: electroforesis, hidroelectroforesis, electroporación, crioelectroforesis, sonoforesis, etc. Se habla de mesoterapia cuando la introducción (en este caso, sólo pueden utilizarse fármacos específicamente autorizados) se realiza por vía transcutánea; la inyección se realiza con jeringa y aguja de muy pequeño calibre, resultando prácticamente indolora. En los tratamientos generalizados (toda la cara y cuello) o particularmente molestos, en razón de la zona a tratar, el proceso a tratar o el producto inyectado (algunos, por su composición química, resultan irritantes en el momento de su inyección) se puede utilizar anestesia tópica (una crema anestésica que se aplica 15-20 minutos antes) o simplemente analgesia con frío (cubitos o bolsas congeladas). Al final de cada sesión, se pueden aplicar mascarillas cosméticas refrigerantes o descongestivas, para contrarrestar el enrojecimiento y las molestias ocasionadas por la microinyecciones.

En la mesoterapia las reglas básicas son: pequeñas cantidades, de la forma más dispersa posible, y directamente en la zona o lesión a tratar.

 

Tratamiento
El protocolo es específico para cada proceso o problema tratado, pero de forma general es habitual que se realicen varias sesiones, una por semana.

En procesos crónicos, como sería el propio envejecimiento cutáneo, se recomiendan sesiones de mantenimiento, cada cinco o seis meses.

Se puede combinar con otros tratamientos locales (peeling, Radiofrecuencia, láser, etc.) y/o generales (ozonoterapia, etc.).

La duración del tratamiento es aisladamente, de quince a treinta minutos.

 

Inconvenientes
En el caso de la mesoterapia, aparte de las molestias del propio pinchazo, en función del tipo de piel, puede aparecer algún hematoma o rojez, totalmente pasajeros, y en cualquier caso ocultables con maquillaje desde el primer momento.

Puede darse la circunstancia de una alergia o sensibilidad a alguno de los medicamentos inyectados; suele ser de escasa relevancia, con manifestaciones puramente locales (rojez, picor, etc.). Este medicamento será identificado y no utilizado en las siguientes sesiones.

Debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica grave.

 

Comentario
Tratamiento simple y poco costoso, en que se utilizan productos muy seguros y en dosis mínimas; ocupa un lugar destacado en el arsenal de las terapias preventivas del envejecimiento facial. Asociado a otros tratamientos permite combatir algunas manifestaciones del envejecimiento cutáneo.

En el tratamiento de algunas enfermedades puede comportarse, en algunos casos como coadyuvante de terapias más complejas.

FACTOR DE CRECIMIENTO PLAQUETARIO

Es un tratamiento de regeneración de factores celulares a través de la bioestimulación, basado en la aplicación intradérmica de un complejo derivado del plasma rico en plaquetas (PRP) obtenido del propio paciente, con la adición de sustancias específicas que actúan en contra del proceso de oxidación celular.

Esta técnica lleva años utilizándose en otras áreas de la medicina como la cirugía oral y maxilofacial, la regeneración ósea, y la epitelización después de la extracción de piezas dentarias.

Tras la aplicación no se observan signos de alteración en la dermis; sin embargo, a partir de los siete primeros días es posible apreciar la formación de nuevos vasos vasculares y la aparición de fibroblastos. Al mes, se observa la formación de colágeno de tipo III y IV (no cicatricial) y el desarrollo de fibras elásticas con las mismas funciones y propiedades que los originales.

Hoy sabemos que la activación conveniente del fibroblasto la producen unas proteínas conocidas como factores de crecimiento. Los factores de crecimiento (GF) son pequeños fragmentos proteicos biológicamente activos que pertenecen al grupo de las citoquinas; y que las citoquinas se unen a los receptores de membrana para activar (o inhibir) las funciones celulares, determinando regeneración o desarrollo celular específico del tejido en el que se ubican. Son mediadores biológicos que regulan funciones esenciales en la regeneración/reparación tisular: quimiotáxis (capacidad de producir migración celular dirigida: atraer células); mitosis (división celular); angiogénesis (desarrollo de vasos sanguíneos); proliferación, diferenciación y modulación celular; síntesis de matriz intercelular. Resultando evidente en ellos una actividad terapéutica que debemos y podemos utilizar.

El tratamiento tiene notables resultados, visibles a partir de los 20-30 días de su aplicación. Con este programa se obtiene mayor luminosidad y mejora del color de la piel; disminución de las arrugas finas y de las líneas de expresión; y notable incremento de la tersura de la piel, y retracción en las zonas que presentan descolgamiento o flacidez por efecto de la gravedad.

Para mantener dichos resultados, se aconseja repetir el procedimiento a los tres meses.

Se trata de un tratamiento restitutivo, es decir que pretende restablecer (a la normalidad) el metabolismo y el funcionalismo cutáneos, enlentecidos o deteriorados por el paso del tiempo, a través de la activación biológica de las funciones anabólicas del fibroblasto (bio-estimulación).

También se puede utilizar para intentar repoblar una zona pilosa, obteniéndose buenos resultados en la mayoría de pacientes que aún tienen el folículo piloso vivo.

Son resaltables las ventajas de contar con una preparación obtenida del propio paciente, que evita el riesgo de infección o transmisión de enfermedades, no requiere prueba de alergia y, además, por su composición rica en hemostáticos, evita la formación de equimosis o hematomas.

El tratamiento, apto para hombres y mujeres, no requiere ningún tipo de preparación previa por arte del paciente, salvo no haber tomado aspirina ( ac. Acetil salicílico) en al menos diez días, ni anti-inflamatorios al menos tres días antes. Tampoco es conveniente hacerlo mientras los días de la menstruación y no ingerir grasas saturadas al menos una semana antes. Es mucho más efectivo si el paciente es no fumador.

El procedimiento consiste en la extracción de aproximadamente 40 cc. De sangre del propio paciente para centrifugarla de una manera determinada por los protocolos establecidos por la comunidad científica y posteriormente separar los factores de crecimiento plaquetario que contienen para activarlos e inyectarlos en la piel que queramos tratar con micropunciones.

El paciente sale de la consulta con múltiples pápulas o pequeños abultamientos propios del depósito de dichos factores, los cuales desaparecen en el término de horas. Es previsible cierta hinchazón discreta y la posibilidad de al hematoma en alguna de las micropunciones.

PEELING

Indicaciones
Envejecimiento cutáneo global: piel ajada (aspecto, color, textura y/o tacto), manchas pigmentarias o seniles, arrugas finas o moderadas, poros dilatados, pequeñas cicatrices y/o lesiones de acné, etc..; en cualquier región corporal: cara, cuello, escote, dorso, antebrazos, manos…

Tratamiento del acné activo y la foliculitis.

 

Método
Consiste en la aplicación de un producto químico sobre la piel, a través de cuya acción se produce una peladura (= peeling) de aquella. Esta acción guarda relación con la composición y la concentración del producto o productos utilizados, la forma de aplicación y el tiempo de contacto con la superficie cutánea, el tipo de piel, etc. La peladura puede ser desde una descamación imperceptible a un recambio epidérmico completo.

De esta manera, se consigue desde una simple exfoliación hasta una renovación cutánea global, con atenuación o desaparición de lesiones y defectos cutáneos, y recuperación de un color y textura mejores; y, como consecuencia del natural proceso reparador subsiguiente, una mejora del tono cutáneo.

Son diversos los productos que pueden utilizarse: resorcina, ácido tricloroacético, ácido salicílico, ácido glicólico, fenol, ácido láctico, ácido kójico, ..; aislados o en combinación entre ellos o con otras sustancias activas. Algunos de estos peelings, por la especificidad de las fórmulas utilizadas o por sus particulares protocolos de aplicación, tienen nombres propios: Sweet-Peel, Easy-Peel, Krulig-Peel, Soft-Peel, entre otros.

Se trata, en todos los casos, de tratamientos ambulatorios que se desarrollan, como máximo, bajo una discreta sedación.

 

Tratamiento
Consiste en la aplicación de un producto químico sobre la piel, a través de cuya acción se produce una peladura (= peeling) de aquella. Esta acción guarda relación con la composición y la concentración del producto o productos utilizados, la forma de aplicación y el tiempo de contacto con la superficie cutánea, el tipo de piel, etc. La peladura puede ser desde una descamación imperceptible a un recambio epidérmico completo.

De esta manera, se consigue desde una simple exfoliación hasta una renovación cutánea global, con atenuación o desaparición de lesiones y defectos cutáneos, y recuperación de un color y textura mejores; y, como consecuencia del natural proceso reparador subsiguiente, una mejora del tono cutáneo.

Son diversos los productos que pueden utilizarse: resorcina, ácido tricloroacético, ácido salicílico, ácido glicólico, fenol, ácido láctico, ácido kójico, ..; aislados o en combinación entre ellos o con otras sustancias activas. Algunos de estos peelings, por la especificidad de las fórmulas utilizadas o por sus particulares protocolos de aplicación, tienen nombres propios: Sweet-Peel, Easy-Peel, Krulig-Peel, Soft-Peel, entre otros.

Se trata, en todos los casos, de tratamientos ambulatorios que se desarrollan, como máximo, bajo una discreta sedación.

 

Inconvenientes
De la importancia de la peladura producida (que depende, evidentemente, de la lesión o lesiones que se pretendían tratar, y, por lo tanto, del producto elegido y la forma de utilizarlo) depende que el restablecimiento cutáneo se produzca en sólo unas horas, o en uno o varios días, habitualmente no más de cuatro o cinco; y de ello, a su vez, depende el tiempo necesario para que el cliente pueda reincorporarse, sin signos del tratamiento, a sus actividades socio-laborales.

Es un tratamiento que debe realizarse preferiblemente fuera de la época estival, puesto que debe evitarse la exposición solar durante el mismo.

 

Comentario
El peeling superficial y medio es el tratamiento del rejuvenecimiento cutáneo facial moderado, puesto que, amén de eliminar las manchas cutáneas y las pequeñas arrugas, devuelve a la piel el color, la textura y el tono perdidos con el paso del tiempo y la ingerencia de agentes nocivos como el sol, el tabaco, el alcohol, el stress,…

Es, en muchos casos, el obligado o, cuando menos, necesario complemento de otros tratamientos faciales: lifting, implantes de relleno, mesoterapia de estimulación facial, etc.

Como ya dijimos, también permite el rejuvenecimiento cutáneo en otras regiones del cuerpo: cuello y escote, manos y antebrazos, etc.

De la naturaleza e intensidad de las lesiones que se quieran tratar, y de las particulares características de cada paciente (de sus deseos, de sus circunstancias sociolaborales, etc…) dependerá la elección de uno u otro peeling.

En el caso del acné activo y la foliculitis, serán necesarios, además, otros tratamientos locales (mesoterapia, alta frecuencia, ozonoterapia,..), tratamientos farmacológicos específicos (antibióticos, hormonas, vitamina A) y tratamientos tópicos domiciliarios.

TRATAMIENTOS COSMÉTICOS / DERMOCOSMÉTICA

Indicaciones
En el caso Limpieza, hidratación, nutrición, protección y regeneración de la piel; tanto de las pieles jovenes como de las envejecidas, y en los casos de transtornos como la seborrea, el acné, la cuperosis, las pigmentaciones, la sequedad, la descamación, etc. Principalmente en la cara y el cuello, pero también en el cuerpo o en el cuero cabelludo.

 

Método
Consiste en la apropiada instauración de unas normas de higiene cutánea, y la aplicación protocolizada de productos sobre la piel, en forma de geles, lociones, cremas o mascarillas, que contengan los principios activos específicos para cada caso.

Estos productos pueden corresponder a formulaciones magistrales personalizadas o a especialidades farmacéuticas.

 

Tratamiento
La parte más importante del tratamiento corresponde al paciente, con el seguimiento de las normas establecidas y la aplicación, en su domicilio, de los productos indicados.

Al inicio del tratamiento, pueden realizarse algunas sesiones de terapia en el Centro Médico: limpieza, hidratación, nutrición, …; en muchos casos con la utilización complementaria de electroterapia.

 

Inconvenientes
El único inconveniente, si así pudiera llamarse, es la necesidad de una estricta colaboración del paciente, para el cumplimiento de las indicaciones establecidas.

 

Comentario
La dermocosmética suele ser un tratamiento complementario a otras actuaciones médicas o quirúrgicas.

Amén de su propia e indiscutible eficacia, resulta una forma de implicar al propio paciente en la consecución de los mejores resultados.

La piel es víctima de muchísimas agresiones (sol, tábaco, falta de cuidados cosméticos, etc.), y suele estar implicada en la mayor parte de los inestetismos faciales y corporales.

Un buen estado cutáneo refuerza el resultado conseguido con cualquier tratamiento.

RESERVA TU CITA. LLÁMANOS 871 710 438 – 666 558 928