Unidad de estética corporal

Unidad de estética corporal

¿QUIERES SABER UN POCO MÁS?

Si tienes dudas sobre algún tratamiento en específico o cualquier otra cosa, ponte en contacto con nosotros. Déjanos tus datos y te llamaremos.

MESOTERAPIA / SUEROTERAPIA

Indicaciones

En nuestra clínica también encontrarás un centro de adelgazamiento para perder peso. Nuestros tratamientos específicos como la mesoterapia corporal, servirán para mejorar tu salud corporal.

Celulitis difusas, acúmulos grasos localizados y trastornos circulatorios periféricos, combinados o no con tratamiento dietético, obesidad.

Método
Mesoterapia: consiste en inyectar en la dermis (justo debajo de la piel) gotas de ciertos medicamentos de reconocida eficacia para:

Activar la circulación local.

Alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipositos y facilitar la liberación de su contenido graso.

Mejorar la oxigenación tisular.

Producir una combustión local de las grasas.

La inyección se realiza a lo largo de los trayectos venosos principales y en todas las áreas celulíticas, mediante agujas muy cortas y finas, montadas sobre jeringuillas convencionales o jeringas mecánicas, mas o menos sofisticadas.

Sueroterapia: Consiste en la infiltración, directamente en el tejido graso, de los mismos medicamentos utilizados en la mesoterapia disueltos en suero fisiológico que tiene la función de la distribución de dicha medicación con mayor facilidad y uniformidad. Se utilizan palomitas de infiltración aplicadas directamente en tejido graso y goteros para la introducción lenta y controlada de la medicación.

Sus indicaciones son similares a la mesoterapia pero con mayor efectividad en el tratamiento de acúmulos grasos localizados.

Tratamiento
Al inicio son necesarias de ocho a diez sesiones (con valoración a la tercera o cuarta sesión) con una frecuencia semanal. Completado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento, más o menos espaciados en el tiempo, según la evolución.

En caso de sobrepeso, es estrictamente necesario asociar un tratamiento dietético.
Es muy conveniente asociar sesiones de masaje circulatorio y/o drenaje linfático o de mejora de la flaccidez existente (Endermólogie).
Cada sesión dura de cinco (mesoterapia), diez (sueroterapia intravenosa) a veinte minutos (sueroterapia).

Inconvenientes
La intolerancia a alguno de los medicamentos puede producir una reacción alérgica local mínima. La supresión y sustitución de éstos es obligatorias en las siguientes sesiones.

Pueden aparecer hematomas, que desaparecen espontáneamente en algunos días.

Comentario
La mesoterapia es el tratamiento de elección para la celulitis difusa
. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (“piel de naranja”), una disminución importante del volumen tisular, y una mejoría de la pesadez de piernas (mala circulación).

La sueroterapia tiene mayor efecto lipolítico (reductor de volúmenes grasos localizados) por lo que su indicación no es adecuada en celulitis difusas aunque es posible su combinación con aquella.

La sueroterapia intravenosa se utiliza para la perdida de peso. También es posible la combinación con los métodos anteriores.

Los resultados son, sin embargo, parciales; de ahí la necesaria y aconsejable asociación con otros tratamientos. Y no son nunca definitivos, debiendo programar siempre un mantenimiento.

ESCLEROSIS VARICES

Indicaciones
Una variz es, por definición, la dilatación anormal de una vena. Amén del inestetismo que representa, puede originar graves complicaciones: flebitis, trombosis, úlceras, manchas en la piel, etc.

Por factores genéticos y constitucionales, por un proceso involutivo fisiológico, y por la concurrencia de algunas situaciones o enfermedades (embarazo, tabaquismo, etc.) cualquier vena, fundamentalmente las de las extremidades inferiores (por el factor de la gravedad que incide en la bipedestación de los humanos), puede dilatarse.

La esclerosis vascular es el tratamiento ideal de las pequeñas varices (menos de 1 ó 2 milímetros de diámetro, y apenas palpables bajo la piel), arañas vasculares, filamentos “tipo escoba”, etc.; fuera cual fuera su localización.

 

Método
En todos los casos, la esclerosis vascular consiste en la producción de una reacción inflamatoria controlada en las paredes internas de la vena dilatada, con fibrosis y proceso cicatricial secundarios, que van a determinar obliteración y, por lo tanto, desaparición de la variz como tal.

Existen diversos procedimientos para la esclerosis vascular:

Esclerosis química, inyectando un líquido, llamado esclerosante, cuyas características o propiedades provocan la reacción mencionada; existen muchos tipos de esclerosantes químicos.

Crioesclerosis, inyectando esos mismos esclerosantes, convenientemente preparados, a temperaturas inferiores a –30ºC; se asocia así el efecto esclerosante del frío, con menor dosis de producto y menor reacción inflamatoria.

Esclerosis con espuma, inyectando los esclerosantes en forma de espuma, mediante su manipulación físico-química. Se consigue mayor contacto, y por consiguiente mayor efecto, de las moléculas del esclerosante con las paredes vasculares, por desplazamiento íntegro (y no por dilución) de la sangre en la variz.

Fotoesclerosis, utilizando energías lumínicas muy especiales (láser y otras), para lograr la coagulación y colapso de las paredes vasculares.

Todos los procedimientos son igualmente efectivos; es una cuestión de indicación específica, que sólo el médico y cirujano cosmético puede realizar para cada caso concreto, y de su adecuado manejo.

Termocoagulación, para eliminar los vasos venosos de minimo calibre, de la cara y del cuerpo, especialmente indicado en la cuperosis de la cara.

 

Tratamiento
En la esclerosis química clásica, en la crioesclerosis y en la esclerosis con espuma se utilizan esclerosantes clásicos, puros, diluidos o combinados adecuadamente. En cada sesión de tratamiento, se utilizan de dos a diez centímetros cúbicos de esclerosante, que se inyectan mediante una aguja muy fina y que se distribuyen en uno o varios trayectos varicosos.

En la electroesclerosis se utilizan corrientes de baja intensidad, que se transmiten directamente a la pared vascular mediante una aguja-electrodo, o a través de una solución química inyectada al mismo tiempo.

En la fotoesclerosis, los diferentes equipos utilizados emiten sus energías a través de cabezales, sin que, en muchos casos, sea necesario el contacto con la piel.

Según la extensión del proceso y el procedimiento escogido, el tratamiento se resuelve en una o varias sesiones; en este segundo caso, se suele realizar una sesión semanal para cada pierna, hasta completar el tratamiento.

Después de cada sesión se puede colocar un vendaje compresivo en la zona tratada, durante cuarenta y ocho horas, que puede retirarse las veces que sea necesario para realizar la higiene corporal o aplicar algún producto tópico que haya sido prescrito.

 

Inconvenientes
Durante el tratamiento, las molestias son mínimas: el pinchazo producido por una aguja muy fina y algo de escozor al inyectar el esclerosante, una pequeña descarga eléctrica en electroesclerosis, o una pequeña sensación térmica en fotoesclerosis.

Después de cada sesión y durante todo el tratamiento, debe evitarse la exposición solar de las zonas tratadas.

Como consecuencia de una imprevisible respuesta inflamatoria exagerada, de la actuación de los esclerosantes fuera de la luz vascular y/o de la extravasación de pigmentos hemáticos (hemoglobina) pueden aparecer manchas cutáneas en las zonas tratadas; lo mejor será su prevención, evitando si fuera posible esas circunstancias, pero en caso de presentarse serán tratadas con cremas especiales y peelings.

Según el procedimiento y las dosificaciones (de producto o energéticas) escogidas, siempre cabe la posibilidad de una insuficiencia de resultados, que hará necesarias nuevas sesiones de tratamiento, o el recurso a procedimientos más agresivos.

Hay que aceptar que, en principio y con el tiempo, cualquier variz esclerosada puede recanalizarse, aunque lo habitual es que las que aparezcan correspondan a otras venas dilatadas en el mismo territorio.

 

Comentario
Es un tratamiento excelente para las pequeñas varices y varicosidades. Si existen varices muy gruesas, troncos venosos principales implicados o perforantes (comunicaciones entre los sistemas venoso superficial y profundo) importantes afectadas, lo cual no es infrecuente, cabe pensar, porque puede resultar necesario, en su tratamiento quirúrgico previo, mediante flebectomía.

En la ocasión del reconocimiento clínico previo al tratamiento de cualquier tipo de varices, el médico y cirujano cosmético va a realizar un conjunto de exploraciones para detectar la posible presencia de una insuficiencia venosa importante o enfermedad vascular, que pudiera requerir la participación del flebólogo o del cirujano vascular; una vez más nos encontramos frente al desarrollo de una medicina preventiva, que resulta fundamental.

En este sentido, es importante señalar que aún frente a la presencia de incipientes o pequeños signos de insuficiencia venosa, el médico y cirujano cosmético no va a desdeñar la oportunidad de prescribir todo un conjunto de medidas higiénico-dietéticas y farmacológicas, con carácter preventivo.

Es recomendable no tomar aspirina ni derivados diez días antes.

TERAPIA CORPORAL INTRADÉRMICA

Indicaciones
Celulitis difusas y trastornos circulatorios periféricos.

En el origen de la celulitis, amén de factores hereditarios y/o constitucionales, existe siempre una alteración de la microcirculación sanguínea, en ocasiones acentuada por factores externos (anticonceptivos, tabaco, prendas ajustadas, sedentarismo, etc.). Las células de grasa (adipocitos) aumentan su tamaño y se agrupan en islotes (nódulos); entre éstos se forman unos tabiques fibrosos verticales (septos conectivos) que determinan, al traccionar de la superficie cutánea, el clásico aspecto de la piel celulítica, la denominada “piel de naranja”.

 

Método
Consiste en introducir, justo debajo de la superficie cutánea, ciertos productos y medicamentos de reconocida eficacia, para:

activar la circulación local.

alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipocitos, y facilitar la liberación de su contenido graso.

mejorar la oxigenación tisular.

producir una combustión local de las grasas.

La introducción se realiza a lo largo de los trayectos venosos principales, y en todas las áreas celulíticas, mediante diferentes procedimientos de vehiculización: electroforesis, hidroelectroforesis, crioelectroforesis, sonoforesis, etc…

Se habla de mesoterapia cuando la introducción (en este caso, sólo pueden utilizarse fármacos específicamente autorizados) se realiza por vía transcutánea; la inyección se realiza con agujas de muy pequeño calibre, montadas sobre jeringas convencionales o jeringas mecanizadas (se habla de “pistolas” de mesoterapia), más o menos sofisticadas. La infiltración resulta prácticamente indolora.

Se utilizan productos o fármacos aislados o, en la mayoría de ocasiones, cócteles de los mismos que complementan o potencian sus efectos.

 

Tratamiento
Al principio del tratamiento son necesarios de seis a doce sesiones, con una frecuencia semanal. Completado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento, más o menos espaciadas en el tiempo, según la evolución, cuando menos, deben proponerse dos ciclos completos anuales… En caso de sobrepeso, es estrictamente necesario asociar un tratamiento dietético y farmacología coadyuvante. En el caso de celulitis pura, sin sobrepeso, resulta particularmente beneficioso el recurso a la fitoterapia por vía oral, formulaciones magistrales, a base de extractos de plantas, con efectos venotónicos, protectores de la microcirculación, diuréticos y depuraticos, etc.

Asimismo resulta imprescindible un programa de ejercicio físico y tonificación muscular.

Es muy conveniente asociar sesiones de amasamiento tisular mecanizado (LPG), masaje circulatorio y/o drenaje linfático. También pueden asociarse otros tratamientos complementarios para mejorar o potenciar los resultados en su conjunto: Radiofrecuencia, Ultrasonidos, etc…

Cada sesión dura de diez a sesenta minutos.

 

Inconvenientes
En el caso de la mesoterapia, las microinyecciones , como mucho, desagradables. Pueden aparecer hematomas, que desaparecen espontáneamente en algunos días.

La intolerancia a alguno de los medicamentos puede producir una reacción alérgica local mínima, que remite en pocos días con tratamiento adecuado. La identificación del responsable y su supresión en las siguientes sesiones son obligatorias.

 

Comentario
La terapia intradérmica es uno de los tratamientos de elección para la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (“piel de naranja”), una disminución importante del volumen tisular, y una mejoría importante de la pesadez e hinchazón de las piernas.

RESERVA TU CITA. LLÁMANOS 871 710 438