Cirugía Estética y reparadora

Unidad de cirugía plástica, estética y reparadora

¿QUIERES SABER UN POCO MÁS?

Si tienes dudas sobre algún tratamiento en específico o cualquier otra cosa, ponte en contacto con nosotros. Déjanos tus datos y te llamaremos.

Mamoplastia (de aumento)

Es una intervención encaminada a aumentar el volumen de los senos hipotróficos (pequeño volumen) así como distróficos, gracias al implante de prótesis mamarias. Dichas prótesis pueden ser de gel de silicona o de suero fisiológico (implantadas mediante cirugía clásica o por vía laparoscópica). Las prótesis son también una gran ayuda en el arsenal quirúrgico reconstructivo frente a malformaciones congénitas y adquiridas de las glándulas mamarias.

La posibilidad de realizar pequeños aumentos del volumen de las glándulas mamarias usando el tejido adiposo (autotransplante siguiendo el sistema Coleman), es una realidad, aunque encaminado a pequeñas reconstrucciones y complementario en ciertos aumentos de volumen, siempre que se realice en el plano estrictamente subcutáneo.

Las prótesis utilizadas con mayor frecuencia por ser las que proporcionan un aspecto más semejante al de la glándula mamaria normal,  por estar sus efectos secundarios más estudiados y por no presentar el inconveniente de la exudación de substancia, son las prótesis de gel de silicona altamente cohesivo y de envoltura microtexturada (rugosa) heptalaminar (de siete estratos que constituyen la envoltura), tanto anatómicas (en forma de gota de agua) , como redondas de diferentes perfiles y siempre en función de cada caso.

La vía de implantación de las prótesis se decide en función de la morfología de los senos mamarios, la caja torácica y la altura de  la paciente. Éstas vías pueden ser tres:

Axilar:
Realizando una incisión en la axila desde donde se alojan en el espacio retromuscular. Es posible implantarlas en el espacio retrofascial con disección laparoscópica.

Periareolar inferior:
Incisión que contornea la parte inferior del complejo areolo-pezón (CAP) para colocarlas, según los casos, en el espacio retroglandular (detrás de la glándula), en el espacio retromuscular (detrás del músculo), o en el espacio retrofascial (debajo de la fascia o membrana que envuelve al músculo pectoral mayor).

Esta última localización es siempre la de primera elección si no está contraindicada. Esta vía de colocación es la que se elige de preferencia siempre que se colocan prótesis anatómicas (en forma de gota de agua).

Submamaria:
Incisión situada en el pliegue submamario para colocar las prótesis, según los casos, en el espacio retroglandular (detrás de la glándula) o en el espacio retromuscular (detrás del músculo pectoral).

Dicha vía de colocación se halla en desuso y debe evitarse siempre que sea posible porque es la que condiciona unas cicatrices lineales “en medio de la nada”

Tipo de anestesia:
“anestesia general de corta duración” y siempre que sea posible con máscara laríngea y no intubación endotraqueal, puesto que el tiempo de intervención oscila entre 45 y 60 minutos. Dicha anestesia condiciona que la paciente permanezca hospitalizada en clínica durante 24 horas.

El post-operatorio es común para todas ellas. Cuando se retira el vendaje compresivo post-quirúrgico se sustituye por un sujetador tipo deportivo que debe usarse durante 2 semanas. La actividad habitual se restablece a las 72 horas si bien la realización de ejercicios violentos o esfuerzos físicos con los brazos se pospondrá unos días más. Debe realizarse un tratamiento con ultrasonidos durante las semanas siguientes que favorece y acelera la recuperación y minimiza el riesgo de fibrosis capsular periprotésica.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Efectivamente. Habitualmente 1 dia.

¿Tipo de anestesia? General

¿Qué prótesis utiliza? Microtexturadas y con relleno de gel de silicona de alta cohesividad.

¿Se puede amamantar con prótesis? Por supuesto.

¿Puedo hacerme una idea del volumen que me va a quedar? Si, tenemos un kit de prueba que lo puede probar antes de la intervención.

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo? Si no realiza fuerza con los brazos al 4º día aprox.

Mamoplastia (de reducción)

Consiste en normalizar el tamaño de las glándulas mamarias hipertróficas (excesivamente grandes: Hipertrofias y/o Gigantomastias).

En muchas ocasiones lo más prioritario para la paciente no es sólo el componente estético de la intervención quirúrgica, sino la importante descarga ponderal que supone para la espalda, que arrastra un gran peso con la consiguiente producción de importantes dorsalgias.

Comporta el mismo tipo de cicatrices que la Mastopexia, (se emplea otra revisión personal de la técnica quirúrgica vertical del Dr. Lassus modificada por la Dra. Lejour).

El exceso de glándula y piel que se retira en cada seno mamario es remitido a los servicios de anatomía patológica, para su estudio microscópico y así confirmar que se trata de tejido sano exento de patología, proporcionando una copia del informe a la paciente en los días siguientes.

Esta intervención presenta riesgos importantes en pacientes que sean grandes fumadoras, por lo que resulta imprescindible para que puedan someterse a la misma, un replanteamiento del tabaquismo durante las semanas pre y post-operatorias.

Tiempo quirúrgico:
Dos horas aproximadamente.

Tipo de anestesia:
General.

Por lo general es suficiente una hospitalización de 48 horas.

En el post-operatorio, se realiza una cura que se retira a las cuatro dias para posteriormente colocar un sujetador de tipo deportivo. Los hilos de sutura son retirados a los diez días. Se continúa con el control cicatricial hasta la cicatrización completa (cicatrización dirigida). La actividad física habitual se restablece normalmente a partir del tercer día de la intervención, salvedad de realizar esfuerzos importantes con los brazos.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Efectivamente. Habitualmente 2 dias.

¿Tipo de anestesia? General

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo? Si no se realiza fuerza con los brazos al 4º día aprox.

¿Cuándo se retiran los puntos? A los 10 días aprox.

Mastopexia

Proporciona una solución quirúrgica de la ptosis o luxación o caída de la glándula mamaria, provocada bien por embarazos y lactancias repetidas, por adelgazamientos rápidos o por el efecto de la gravedad y la edad.

Mediante la técnica empleada (revisión personal de la técnica de cicatriz vertical del Dr. Lassus, modificada por la Dra Lejour),  produce una cicatriz circular periareolar más otra vertical desde el complejo areola-pezón hasta el sillón mamario y una pequeña horizontal (fruto de la disminución de la longitud de la cicatriz vertical). En casos de ptosis moderadas, otras alternativas (mastopexia circular periareolar) son planteables con resultados igualmente satisfactorios.

Tiempo operatorio:
noventa minutos aproximadamente.

Tipo de anestesia:
General con hospitalización de 24 horas.

En el post-operatorio, se realiza una cura que es retirada a las 72 horas para pasar a colocar un sujetador de tipo deportivo. Las suturas son retiradas a los ocho días para pasar a realizar el tratamiento de “cicatrización dirigida” además del uso de sujetadores armados.

La actividad habitual se restablece normalmente a partir del tercer día de la intervención, salvo la realización de esfuerzos físicos con los brazos.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Efectivamente. Habitualmente 1 dia.

¿Tipo de anestesia? General

¿Se puede amamantar trás una mastopexia? No

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo? Si no se realiza fuerza con los brazos al 4º día aprox.

Reconstrucción Mamaria

La reconstrucción de la glándula mamaria tras realizar una mastectomía (extirpación de la misma por enfermedad oncológica) es uno de los procedimientos quirúrgicos más gratificantes para la paciente. El desarrollo de nuevas técnicas y materiales médicos posibilitan al cirujano plástico crear una glándula mamaria similar en forma, textura y características a la glándula mamaria no operada.

Así, la reconstrucción mamaria tiene como fin:

• Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo, si así lo desea la paciente, la areola y el pezón.

• Eliminar la necesidad de llevar prótesis de relleno, posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción (bañadores, escotes, etc.)

•  Rellenar el hueco y la deformidad que queda en el tórax, restaurar la imagen corporal, mejorar la calidad de vida y proporcionar satisfacción y bienestar psicológico a la paciente en un momento trascendental y difícil de su vida.

¿Qué pacientes y cuándo se puede reconstruir la glándula mamaria? 
Casi todas las mujeres mastectomizadas pueden, desde el punto de vista médico, considerarse candidatas para reconstruirse la glándula mamaria, la mayoría de ellas en el mismo momento en que se realiza la mastectomía. Cuando la glándula mamaria se reconstruye a la vez que se realiza la mastectomía (técnica denominada de reconstrucción inmediata), la paciente se despierta de la anestesia con un contorno mamario adecuado, evitando la experiencia de verse con la glándula amputada; el beneficio psicológico de esta técnica es claro.

En algunos casos, sin embargo, la reconstrucción puede o debe posponerse (técnica denominada reconstrucción diferida). Algunas mujeres no se sienten cómodas hablando de la reconstrucción mientras intentan adaptarse al hecho de haber sido diagnosticadas de un cáncer de mama; otras mujeres simplemente no desean más intervenciones que las estrictamente necesarias para curar la enfermedad. Otras veces, el empleo de técnicas más complejas de reconstrucción hace aconsejable retrasar la reconstrucción para no extender excesivamente los tiempos quirúrgicos. Si existen problemas médicos asociados, como obesidad, hipertensión, también puede ser necesario posponer la reconstrucción. Por otro lado, la reconstrucción inmediata exige una colaboración estrecha entre el cirujano que extirpa la glándula mamaria y el cirujano plástico, ya que es necesaria la presencia de ambos cuando se interviene a la paciente. Esta situación no es posible en hospitales donde no hay cirujano plástico (hospitales comarcales, por ejemplo), situación que hace necesario retrasar la reconstrucción, que será realizada en otro centro.

En cualquiera de los casos, lo importante es disponer de una información adecuada y clara sobre las posibilidades de reconstrucción antes de ser intervenida, para enfrentarse a la operación de forma más positiva.

Riesgos de la reconstrucción mamaria
Prácticamente toda mujer que ha sido mastectomizada (a la que se le ha extirpado uno o ambos pechos) puede someterse a una reconstrucción mamaria. No obstante pueden existir ciertos riesgos que deben ser conocidos antes de someterse a esta intervención. Estos riesgos serían los propios de cualquier cirugía, como presencia de hematomas, infecciones, problemas anestésicos que, aún siendo poco probables, siempre deben ser contemplados. Así mismo, las mujeres fumadoras deben saber que el tabaquismo puede ocasionar problemas de vascularización cutánea y comportar periodos de recuperación más prolongados.

Si en la reconstrucción se emplean implantes, existe una mínima posibilidad de que se infecten, normalmente en la primera semana tras la intervención. En algunos de estos casos, puede ser preciso retirar temporalmente el implante, pudiendo colocarse de nuevo más adelante. El problema más común relacionado con los implantes, es la contractura capsular, consistente en la formación por el organismo de una cápsula cicatricial interna alrededor del implante que puede hacer que la mama reconstruida tenga una consistencia más dura de lo normal; esto no es más que una respuesta fisiológica exagerada del organismo a un cuerpo que no reconoce como propio. Existen varios métodos para combatirla, desde los masajes sobre la mama reconstruida y el empleo de ultrasonidos, hasta su eliminación mediante cirugía.

Debe quedar claro que la reconstrucción no tiene efecto en la recurrencia de la enfermedad de la glándula mamaria, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia, aunque la enfermedad recidive (reaparezca). Tampoco interfiere con los estudios posteriores que puedan ser necesarios en las revisiones oncológicas. Si su mama ha sido reconstruida mediante implantes y su cirujano le recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberá hacérselas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis.

¿Quién y dónde se realiza la reconstrucción mamaria?
Tan pronto como una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, ésta debe informarse sobre las posibilidades de reconstrucción. El cirujano que realiza la mastectomía, el oncólogo y el cirujano plástico deben coordinarse para desarrollar una estrategia que confluya en el mejor resultado posible.

El cirujano plástico es el especialista, que por su formación (especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) posee los recursos técnicos y estéticos adecuados para reconstruir una glándula mamaria con un aspecto natural. Tras evaluar el estado general de la paciente, éste le informará de las opciones más apropiadas para su edad, salud, características físicas y anatómicas y expectativas de futuro.

Técnicas de reconstrucción mamaria
Existen diversos tipos de operación para reconstruir la mama:

1. Técnicas de expansión cutánea: 
es la más empleada y consiste en expandir la piel y, posteriormente, colocar una prótesis. Después de la mastectomía, el cirujano plástico coloca un balón hinchable (expansor) debajo de la piel y del músculo pectoral. A través de un mecanismo de válvula enterrado bajo la piel, se introduce una solución de suero salino dos veces a la semana, durante varias semanas, hasta rellenar el expansor. Una vez que la piel de la región del pecho ha dado de sí lo suficiente, se retira este expansor y se sustituye por una prótesis mamaria de silicona o de suero salino definitiva. Existen determinados expansores que están diseñados de tal manera que permiten ser mantenidos como implantes definitivos. Ambas intervenciones se realizan bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria breve, entre 24 y 48 horas. Si la glándula mamaria no mastectomizada es demasiado grande, demasiado pequeña o está muy caída, puede ser necesario reducirla, aumentarla o elevarla, a la vez que se reconstruye la otra, para conseguir un resultado simétrico. El pezón y la piel de alrededor (areola) se reconstruyen después, mediante anestesia local y de forma ambulatoria (sin necesidad de ingreso). Las prótesis empleadas en este tipo de reconstrucción contienen silicona médica, al igual que muchos otros materiales empleados en otros campos de la cirugía (prótesis testiculares, implantes faciales, etc.). No se ha demostrado ninguna relación entre el cáncer de mama y el empleo de prótesis mamarias; tampoco se ha demostrado una relación clara con enfermedades autoinmunes y reumatológicas. Su utilización está aprobada en toda la Comunidad Europea.

2. Técnicas que emplean tejidos propios ( Dorsal Ancho, Glúteo Mayor, Recto Abdominal -TRAM-): 
estas técnicas emplean tejidos propios para crear una glándula mamaria natural y consisten en la movilización o el trasplante de tejidos de otras zonas del cuerpo como el abdomen, la espalda o las nalgas (técnicas denominadas autólogas o colgajos). En algunos casos estos tejidos o colgajos siguen unidos a su sitio original, conservando su vascularización, y son trasladados hacia la glándula mamaria mediante un túnel que corre por debajo de la piel. Según la técnica puede ser preciso emplear o no, además, un implante protético. En otros casos los tejidos empleados para crear la mama son separados completamente de su sitio original, generalmente del abdomen, las nalgas o del muslo, y son trasplantados al pecho mediante la conexión a los vasos sanguíneos de esta zona (DIEP). Este tipo de procedimiento debe ser realizado por un cirujano plástico con experiencia en microcirugía .

Independientemente de si el tejido se pasa por un túnel bajo la piel o si se transplanta, estas técnicas son más complejas que las que emplean expansión cutánea, dejan más cicatriz y el periodo de recuperación es mayor que para los implantes. Sin embargo, el resultado estético es muy superior, sólo suele precisarse una intervención y no existen los problemas relacionados con el uso de implantes (formación de cápsula, infección del implante,…).

En algunos casos, cuando se moviliza tejido del abdomen, existe el beneficio añadido de la mejoría del contorno abdominal (como si se tratase de una corrección estética). Esta técnica se realiza también bajo anestesia general, con una estancia hospitalaria entre 4 y 7 días.

Resultados
El resultado obtenido tras una reconstrucción mamaria es definitivo y permite hacer una vida absolutamente normal. En algunos casos la glándula reconstruida puede tener un aspecto más firme y parecer más redonda que la otra. Puede que el contorno no sea exactamente igual que antes de la mastectomía, y pueden existir algunas diferencias de simetría con la mama no intervenida. Sin embargo, estas diferencias sólo suelen ser aparentes para la propia mujer, no siendo percibidas por los demás.

Para la inmensa mayoría de las pacientes mastectomizadas, la reconstrucción de la glándula mamaria supone una mejoría de imagen absoluta, proporcionando además un equilibrio psicológico que en muchas ocasiones se había perdido, volviendo a verse con un cuerpo completo. Esto le conducirá, en breve, a llevar una vida tanto social como sexual completa y olvidar la enfermedad que le condujo a la reconstrucción.

Abdominoplastia

Corrección mediante cirugía de las deformidades estéticas mayores del abdomen (lo que coloquialmente se denomina “abdomen descolgado” o “faldón”.

En el origen de este problema pueden coexistir, y a menudo sucede, estos tres factores:

• Una importante diástasis (separación) de los músculos rectos del abdomen , especialmente frecuente en mujeres que tras los embarazos no han realizado los ejercicios de recuperación necesarios o aumentaron mucho de peso durante los mismos. Esto se soluciona tras realizar una disección de la pared anterior del abdomen mostrando el plano muscular que es suturado mediante una plicatura medial del mismo (se trata de “fruncirlo”).

• Un exceso de panículo adiposo (graso) que provoca la aparición de un “faldón“ infraumbilical el cual también se elimina en la misma intervención.

• Un exceso de piel (muy frecuentemente flácida y con estrías), que acompaña al exceso de grasa y que es eliminado junto con éste.

Todo ello se traduce en una cicatriz baja, con forma de arco, trazada entre los huesos de la cadera, que queda oculta por la ropa interior, y otra alrededor del ombligo, resultante de ser éste cambiado de posición (transposición umbilical). En cualquiera de los casos muy a menudo es conveniente para conseguir un mejor resultado estético asociar una liposucción de los flancos, en el mismo acto operatorio, antes, o después del mismo, dependiendo de cada caso.

El tipo de anestesia debe ser peridural con sedación. La paciente, a priori no portará drenajes aspirativos durante los días de hospitalización. El tiempo operatorio generalmente ronda los 120 minutos, con una hospitalización de dos días.

Respecto del postoperatorio, se debe llevar una faja de compresión durante una semana. Se impone reposo relativo durante los primeros cinco días, pero no en cama, pues es imprescindible una movilización precoz de la/el paciente para que no se enlentezca la circulación sanguínea. Los hilos de sutura de la cicatriz inferior son retirados a los siete días y los umbilicales a los diez días.

Importante resulta resaltar que, como cualquier cirugía de grandes colgajos, este procedimiento presenta riesgos importantes en pacientes que sean grandes fumadoras , por lo que para que se puedan someter a dicha intervención resulta imprescindible un replanteamiento del tabaquismo durante las semanas previas y posteriores a la misma.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Efectivamente. Habitualmente 2 dias.

¿Tipo de anestesia? Peridural

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo? Entre 2 y 3 semanas

¿Debo llevar faja? Si, con la nueva técnica sólo10 días aprox.

Rinoplastia y rinoseptoplastia

Es la modificación de la morfología (forma) de la pirámide nasal encaminada a armonizarla con el resto de las facciones del rostro (rinoplastia), que también puede exigir una corrección del tabique o septum nasal caso de estar desviado (rinoseptoplastia).

Ambos tipos de intervención se realizan bajo anestesia general.

El tiempo operatorio para la primera es de unos 35 minutos aproximadamente, y el de la segunda de unos 90. En general se requiere una hospitalización de 24 horas.

En el post-operatorio, para la primera intervención la/el paciente llevará un taponamiento nasal durante 48 horas y una férula de escayola sobre el dorso de la nariz durante siete días, alargándose estos tiempos unos días más para la segunda.

El postoperatorio no es doloroso pero la inflamación y las equimosis (pequeñas moraduras) que pueden aparecer determinan el final de la completa recuperación. Se requiere protegerla del sol durante unas cuatro.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Efectivamente. Habitualmente 1 día.

¿Tipo de anestesia? General

¿Cuánto tiempo se lleva la escayola? 7 días

¿Salen muchas moraduras? En ocasiones, no siempre

Párpados – Blefaroplastia

Es una intervención encaminada a retirar el exceso de piel y de grasa situado en los párpados superiores y/o inferiores y tratar la flacidez del músculo orbicular de los ojos.

Esta intervención se suele realizar bajo anestesia local asistida por sedación endovenosa, y tiene por tanto carácter de hospitalización de día. El tiempo operatorio es de 50 minutos para la intermedia (superior o inferior) y de 90 minutos para la total (superior e inferior).

La incisión en la blefaroplastia superior se realiza de tal forma que prácticamente toda la cicatriz, apenas perceptible, queda escondida en el pliegue palpebral superior. La sutura se realiza en forma intradérmica continua y se puede retirar al cuarto día post-operatorio.

La incisión de la blefaroplastia inferior puede realizarse:

1. Por dentro de la conjuntiva (blefaroplastia inferior por vía transconjuntival): 
No existirá cicatriz visible al quedar escondida dentro y además no requerirá sutura. Es viable cuando en el párpado inferior existe exceso de grasa pero no de piel.

2.  En la piel, y a ras de las pestañas (blefaroplastia inferior por vía externa):
Por lo que posteriormente apenas será perceptible. La sutura se realiza con minúsculos puntos sueltos que suelen caerse solos. Es la única alternativa cuando en el párpado inferior existe exceso de grasa pero también de piel.
Al terminar la intervención, la/el paciente es ingresado en clinica durante unas horas para regresar a su domicilio el mismo día. Se debe  aplicar frío (envases de silicona que se introducen en el frigorífico) localmente sobre la región palpebral para que la inflamación y las equímosis (pequeñas moraduras) que pudieran aparecer se minimicen. En función de todo ello, es posible recuperar la actividad habitual a los pocos días.

A través de la incisión de blefaroplastia superior se puede realizar una sección de los músculos corrugadores y piramidal para eliminar las arrugas glabelares (del entrecejo), aunque otros tratamientos no definitivos como la inyección de toxina botulínica (Vistabel® , comúnmente conocido como Botox®), que también se emplean para el tratamiento de la arrugas periorbitarias externas o”patas de gallo”, proporcionan excelentes resultados.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Sólo unas horas

¿Tipo de anestesia? Local y sedación

¿Cuándo se retiran los puntos? Entre el 4º y 7º día

¿Salen muchas moraduras? En ocasiones, no siempre

Otoplastia

Su finalidad consiste en corregir la posición de las orejas excesivamente despegadas (orejas en asa), colocándolas más próximas a la cabeza.

Esto se consigue a través de una fragilización del cartílago de la misma oreja y la creación de un pliegue cartilaginoso, retirando el exceso de cartílago y de piel existentes. Dicha intervención quirúrgica se realiza generalmente bajo anestesia local asistida por sedación endovenosa y con carácter ambulatorio.

Tiempo operatorio:Sesenta minutos aproximadamente.

La incisión se realiza siempre por detrás de la oreja de tal forma que la posible cicatriz quedará siempre escondida.

 

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Sólo unas horas

¿Tipo de anestesia? Local y sedación

¿Cuándo se retiran los puntos? Al 7º día aprox.

¿Se lleva vendaje? Si, 1 semana

Lifting (completo, facial, crural, braquial)

Rejuvenecimiento facial y del cuello
Intervención quirúrgica encaminada a reposicionar los tejidos de la cara y el cuello tensando los músculos que se han vuelto flácidos y retirando el exceso de piel gracias a unas incisiones hechas en las regiones prearicular, retroauricular y  occipital.

El lifting facial (de la cara) o cervical (del cuello) pueden realizarse por separado pero en un gran número de ocasiones es preciso tratar simultáneamente ambas regiones para conseguir un rejuvenecimiento global. Igualmente, otros procediemientos como la blefaroplastia, la remodelación facial mediante Lipoestructura®, o el tratamiento de la región frontal mediante la inyección de toxina botulínica (Vistabel®, comúnmente conocido como Botox®), pueden asociarse en el mismo gesto o de manera diferida para optimizar el resultado.

En cualquier caso dicha intervención se realiza bajo anestesia general, exigiendo una hospitalización de al menos 24 horas. El tiempo quirúrgico para cada uno de ellos por separado es de 120 minutos aproximadamente y para el lifting cervico-facial completo oscila en torno a las 3 horas y media.

En lo referente al postoperatorio, en el momento de recibir el alta clínica, la paciente lleva una faja de compresión (mentonera) en cara y cuello y por espacio de siete a diez días. La presencia de inflamación en las regiones tratadas es muy frecuente y ésta remite en la primera semana. Los hilos de sutura se retiran a los diez días, momento en que retiramos la compresión.

Es importante resaltar que, como cualquier cirugía de grandes colgajos, este procedimiento presenta riesgos importantes en pacientes que sean fumadores, por lo que para poder someterse a dicha intervención resulta imprescindible un replanteamiento del taquismo durante las semanas previas y posteriores a la misma.

 

Lifting crural (muslos) y Lifting braquial (brazos)
Intervenciones encaminadas a corregir la flaccidez cutánea en estas regiones. Puede asociarse o no una lipoaspiración moderada en el mismo acto quirúrgico si además existe un exceso de panículo adiposo a ese nivel.

La cicatriz va siguiendo el pliegue inguinal en el caso de los muslos y en el hueco axilar o en la parte interna de los brazos en el caso del lifting braquial, y en principio debe permanecer allí escondida, aunque en ocasiones puede suceder, que a largo plazo se observe un descenso de la misma de unos pocos milímetros.

El tipo de anestesia es general o peridural para el lifting de los muslos y general para el de los brazos. El tiempo operatorio es de aproximadamente 90 minutos, con un tiempo de hospitalización de 1 ó 2 días. La paciente portará drenajes aspirativos durante el tiempo de hospitalización.

Respecto del postoperatorio, se debe llevar una faja de compresión durante tres semanas aproximadamente. Se impone reposo relativo durante los primeros siete días, pero no en cama , pues es imprescindible una movilización precoz de la/el paciente para que no se enlentezca la circulación sanguínea. Los hilos de sutura se retiran a los 15 días.

Importante resaltar que, como cualquier cirugía de grandes colgajos, este procedimiento presenta riesgos importantes en pacientes que sean grandes fumadoras, por lo que para que se puedan someter a dicha intervención resulta imprescindible un replanteamiento del tabaquismo durante las semanas previas y posteriores a la misma.

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica? Si, entre 1 y 2 días

¿Tipo de anestesia? general

¿Se lleva vendaje? Si, una máscara facial

RESERVA TU CITA. LLÁMANOS 871 710 438